Como Bajar de Peso con la Dieta de la Luna

Anteriormente discutimos acerca de la dieta de la luna y la catalogamos como una de las más efectivas y naturales soluciones para ayudarte a descubrir como adelgazar en una semana y no volver a recuperar esas libras perdidas. El secreto del funcionamiento de esta estrategia se encuentra en la teoría de que todos los líquidos existentes en nuestro planeta tienden a seguir el mismo patrón de comportamiento que los mares cuando la luna y sus cambios de fase ejercen una influencia sobre ellos.


Entonces ya conoces los pasos a seguir si deseas implementarla correctamente. Ahora enunciaré algunos consejos y rutinas especiales que debes seguir al implementar la dieta de la luna si deseas obtener mejores resultados:


Dieta de la Luna


– Para acompañar tu dieta de 26 horas: bebé al menos 2 litros de agua pura o natural, infusiones calientes de hierbas naturales, jugos de naranja sin pulpa o caldos de vegetales hechos en casa. Siempre que sea posible, opta exclusivamente por la primera opción.


– Consulta a tu médico o nutricionista acerca de la conveniencia o no de que intentes aplicar la dieta de la luna para perder peso. Asegúrate que no sufrirás ningún efecto adverso al final o durante las 26 horas.


– Consejos para mujeres: Si te encuentras embarazada, amamantando a tu bebé o padeces alguna enfermedad seria; es recomendable que te abstengas de intentar la dieta de la luna.


– Si realizas ejercicio todos los días, debes consultar a tu médico antes de iniciar la dieta de la luna o simplemente disminuye notablemente la intensidad y el tiempo que dedicas a dicha rutina.


– Aliméntate sanamente durante el resto del mes. Continúa con una dieta alimenticia balanceada y que incluya todos los elementos necesarios para el buen funcionamiento de tu metabolismo: evita los excesos y las comidas rápidas.


– Los alimentos más recomendables que puedes consumir en el periodo posterior a la fecha en que implementaste al dieta de la luna, son los siguientes: vegetales o ensaladas verdes con limón y un poco de orégano, infusiones calientes de hierbas naturales, carnes magras o pollo, queso descremado o yogurt de dieta, pastas integrales y desde luego toda el agua que sea posible.


– Queda terminantemente prohibido fumar, ingerir bebidas alcohólicas o gaseosas, utilizar azúcar en tus alimentos o colorantes en las bebidas, consumir sopas instantáneas o cualquier tipo lácteo durante el periodo que dure la dieta de la luna.


– Desde ningún punto de vista es recomendable que combines estos procedimientos o indicaciones elementales de la dieta de la luna junto con alguna otra estrategia para perder peso. O al menos asegúrate de haber consultado previamente a tu nutricionista antes de intentarlo.


– De nuevo, respeta los horarios de inicio y finalización del periodo en que implementarás la dieta de la luna de acuerdo a lo que te indique el calendario en cuanto a las fechas de cambio de fase lunar.


Apégate a mis sugerencias y consejos de cómo dar seguimiento a la dieta de la luna de la mejor manera posible, y así obtengas resultados mucho más sorprendentes y agradables que te motiven a continuar trabajando tu peso.


También te Recomiendo Ingresar a:


Deja un Comentario